The Secret Adventures of Tom Thumb


En una tarde de llovizna débil y cielo negro, donde tu ánimo está acorde con el panorama lluvioso, no hay nada mejor que una buena película que engrandezca estos aspectos. “The secret adventures of Tom Thumb” es un largometraje que encaja perfectamente en lo antes descrito, una historia de base infantil con retoques adultos, un panorama lóbrego y sucio sin llegar a ser agobiante y ese aura tan especial que otorga la animación en stop motion a cualquier película.

Nos encontramos ante uno de los mejores trabajos de Dave Borthwick, precediendo a los demasiado infantiles largometrajes,“The Magic Roundabout” (2005) y “Doogal” (2006) en los que, con una animación más bien pobre, se centra de lleno en su público infantil.

The Secret Adventures of Tom Thumb” (1993), narra una historia algo distorsionada del clásico pulgarcito. No os penséis que esta rodada para entretener a los niños y niñas, contiene dosis de sangre y un aura desgastada y malsana que lo acompaña en la escasa hora que dura este largometraje.

La película comienza en una habitación pequeña, destartalada, donde aparecen los dos primeros personajes. Allí asistiremos al nacimiento del pequeño Tom y comenzarán una serie de sucesos que llevarán a nuestro pequeño protagonista a su aventura particular. En ella, Tom, recorrerá parajes tan variados como un laboratorio genético, un basurero de deshechos químicos, un pueblo diminuto y las calles de una oscura ciudad.

La gracia de la película está en la técnica con la que se rueda. Utiliza el “stop motion” tanto para animar las figuras artificiales como a los actores, esto último proporciona un aspecto singular y caricaturesco a las actuaciones de sus protagonistas.

Es importante destacar, de forma especial, el aura que arropa al largometraje. Los personajes siempre sudorosos, sucios, mal peinados, con ojeras rojizas, cansados y mayormente borrachos, comparten sus quehaceres diarios con una gran comunidad de diversas especies de insectos que todo lo invaden. Éstos son tan numerosos que incluso podrían considerarse como protagonistas presenciales de la película. Todas estas características imprimen esa sensación decadente que puede respirarse en la totalidad del largometraje, y acompaña a Tom en sus devenires por este mundo casi gótico.

Resumen:

Una película cortita que hará las delicias de los animateros empedernidos que buscan algo diferente que ver.

Si te gustó Krysar, Alice o incluso las tenebrosas, aunque infantiles, aventuras de Jack y Victor en las populares “Pesadilla antes de navidad” y “La novia cadáver” no debes perderte esta pequeña maravilla del cine animado.

Melchian

Anuncios