You must remember this
A kiss is still a kiss,
a sigh is just a sigh
The fundamental things apply
As time goes by

Dos películas emblemáticas: Cinema Paradiso y Casablanca. Tenía que haber beso.

Imposible olvidar aquellos besos de película se nos han quedado grabado en la retina. Esos llamados “besos de cine”, que aquí cobran todo su significado. Aquellos besos que han quedado inolvidables en nuestras mentes por su pasión, romanticismo, ternura, amor…

Algunos récords:

El primer beso conocido grabado en el celuloide pertenece a “The Kiss“, grabado por el propio Thomas Edison. Considerado escandaloso por entonces, los actores May Irwin y John Rice se daban varios besos cariñosos.

El beso más largo de la historia lo protagonizaron Gregory Smith y Stephanie Sherrin, en la película “Kiss in America”, en el 2005. Duró 6 minutos.  Curiosamente, la mayoría de cinéfilos tenemos en mente la larga secuencia de los besos entre Cary Grant e Ingrid Bergman en “Encadenados“.

El mayor número de besos en una película lo dio John Barrymore: 191 en “Don Juan“, rodada en 1927. No está nada mal, ¿verdad?.

Hemos presenciado todo tipo de besos en el cine. Los tiernos besos infantiles de “Mi chica” o “Quiéreme si te atreves“. Los ancianos de “En el estanque dorado“. Besos acrobáticos -“Spiderman“, “La doble vida de Verónica“, “My Blueberry Nights” o “La infancia de Iván“; los prohibidos en “Match Point“, los delicados de “Once” o “Lost in Translation” y los cargados de sentimientos de “Los puentes de Madison“. Besos bajo la lluvia en “Desayuno con diamantes“. Besos grabados en el celuloide que celosamente guardaban en “Cinema Paradiso“. Los sentimientos encontrados en los besos de “Brokeback Mountain“, o la sensualidad de las chicas de “Crueles intenciones“. “Lo que el viento se llevó“, “Duelo al sol“, “Adivina quien viene esta noche“, “La fuente de la vida“, “La princesa prometida“, “De aquí a la eternidad“, “Amelié“, “Amanecer“, “Picnic“, “Esplendor en la hierba“… Imposible recopilarlos todos.

Para terminar, un pequeño juego. El artista Jeff Scher, a partir de la secuencia de “The Kiss“, rodó “Tulips“, un corto de animación con música de Shay Lynch que recopila los besos más famosos de la historia. ¿Sois capaces de reconocerlos?

Helen

Anuncios