Otra semana más tenemos una cartelera repleta de novedades para todos los gustos. Entre los estrenos estadounidenses, las únicas aportaciones europeas de hoy son dos producciones españolas y una coproducción serbia-alemana-húngara.

Legión es una ecléctica producción entre el terror, la ciencia ficción postapocalíptica y el thriller sobrenatural, todo con una aura de serie B que no ha calado muy hondo entre los espectadores. Algún veterano como Charles S. Dutton en el reparto y poco más.

Aunque con ciertos reparos, Jacuzzi al pasado promete ser una de las comedias absurdas más divertidas de la temporada. Un reparto coral encabezado por John Cusack, un argumento delirante (tres antiguos amigos del instituto que se reúnen en un hotel de montaña en el que estuvieron 20 años antes y que, al probar el jacuzzi, descubren que es una máquina del tiempo que los transporta hasta los años 80) y mucho humor primario.

Rabia es uno de los estrenos más esperados de la cinematografía española. Con muy buenas críticas como carta de presentación, la película presenta una mezcla entre el drama criminal y el puro thriller que sorprenderá a más de un sorprendido espectador. Contó con varios premios en el Festival de Málaga.

Sangre, acción, tiros y zombies es lo que nos trae The Crazies, producción americana que, sin salirse de los cánones del género, este remake de una de las producciones menos conocidas de George A. Romero hará las delicias de los fans del terror y las vísceras.

Sumando “Flashdance” y otras producciones ochenteras bailongas a la tan cacareada 3D obtendremos Street Dance 3D. Más allá de los espectaculares bailes profesionales y el tópico mensaje de superación de rigor, la mayoría de espectadores se aburrirán. Curiosa la presencia de Charlotte Rampling.

Acusada de un exceso de sensiblería, Mi nombre es Khan toca temas complejos y difíciles de abordar: las otras víctimas del 11S, enfermedades como el síndrome de Asperger, traumas y politiqueo. Queriendo distanciarse  de los tópicos bollywoodienses, el director Karan Johar se decanta por un estilo más americanizado… para bien o para mal.

El desnudo psicológico de Family Strip sorprende por lo diferente de su planteamiento, a pesar del tema que aborda: los secretos guardados de dos supervivientes de la Guerra Civil. Interesante opera prima documental de Luis Miñarro, pero no para todos los gustos.

Concluimos los estrenos semanales con una coproducción entre Serbia, Alemania y Hungría, The Trap. Rodada en 2007, nos sitúa en un corrupto Belgrado de la posguerra. Una mujer sufre una afección cardíaca que debe ser tratada en el extrajero. Sin más familia que su marido y su hijo pequeño, la única posibilidad de obtener el dinero es que él se convierta en un asesino a sueldo…

Nos vemos en el cine.

Helen

Anuncios