Peur(s) du noir

Por casualidad, hoy he dado con una película de animación bastante reciente y que no tenía muy mala pinta. El largometraje se titula “Peur(s) du noir”, una película de animación francesa formada por varios relatos de terror. La premisa que nos ofrecía el largometraje distaba de ser aburrida, pero no necesariamente de calidad, así que, me dispuse a comprobarlo.

Como suele ocurrir con este tipo de películas es difícil hacer una valoración global, ya que al ser relatos cortos y muy dispares entre sí, es difícil que todos ellos sean de la misma calidad. “Peur(s) du noir” se compone de seis relatos en los que el denominador común es el terror, el miedo a la oscuridad, esto último tiene su por qué, ya que la totalidad del largometraje está rodado en blanco y negro, así la diferencia entre luz y oscuridad es muy palpable.

La primera de las historias es un relato bien construido, con una animación que llama la atención por su normalidad. Trata sobre un chico de campo que colecciona insectos, que un día consigue capturar un espécimen raro que por la noche deja escapar, y desde entonces lo oye moverse por debajo de su cama. A partir de aquí la acción se traslada a la ciudad, donde el chico va a la universidad y empieza a conocer a Laura, una chica extrañamente interesada en él. Pronto empezarán a trasladar su vida al cuarto del chico, pero no estarán solos. Tras este pequeño resumen puedo decir que es una historia con un final extraño y que te deja una sensación de inacabada, a pesar de todo ello es bastante decente.

La segunda de las historias, bastante común y con cierto toque asiático en la animación, nos traslada a una habitación de un hospital donde una niña pequeña está atada a la cama, un médico con cara de malas pulgas la duerme mientras solloza y comienza a soñar. Esta segunda animación esta bastante lograda, con cierto estilo asiático, y aunque la historia tilda de tópica y resabida, consigue transmitir alguna pequeña sensación de agobio.

La tercera de las historias es la que posee una animación más detallada y lograda. En un pueblo la gente comienza a desaparecer, los habitantes contratan a un cazador para que acabe con aquel o aquello que rapta a las personas. Como ya he dicho, la animación es mucho más adulta, más detallada, aunque la historia te deje indiferente.

La quinta historia se va entrelazando entre las demás, tejiéndose a sí misma entre los devenires de historias ajenas. Se nos presenta a un viejo, delgado y demacrado burgués que conduce a cuatro rottweilers y va dejando escapar uno a uno para que maten a una persona. Ésta es una de las historias a las que se le puede sacar más jugo. Esta ambientada en España y su animación es increíble.

He dejado para el final la última historia de la película, para mí la mejor. Comienza con un fondo blanco y una silueta negra, está nevando, aunque sólo lo podamos apreciar en contraste con la silueta. El hombre entra en una casa aparentemente abandonada y allí espera a que pase la tormenta. Conforme pasa el tiempo se da cuenta de que ocurren cosas extrañas y que no está solo. Este relato no sobresale por su historia sino por su animación, la cual no es desbordante, pero hace un uso excelente de las sombras y luces, es decir, del blanco y del negro, haciéndonos pasar casi todo el relato en una oscuridad completa. La historia esta muy bien llevada y los detalles terroríficos están muy bien camuflados. Un regalo para la vista.

No hay mucho más que destacar de esta producción independiente, salvo que entre historia e historia se nos presentan figuras irregulares, formas y movimientos acompañados por una voz en off que nos habla de sus peores pesadillas.

Resumen:

Un compendio de historias con sus altibajos y grandezas, remarcando y subrayando de forma muy especial la última de ellas, una gran obra de arte. Para los amantes de la simplicidad, el terror y la animación bien hecha.

Melchian

Anuncios