Flores rotas

El director de “Dead man” y “Coffee and cigarettes”, Jim Jarmusch, nos trae una película extraña que profundiza en la faceta mas solitaria de Bill Murray. “Flores rotas” es una oda al miedo, al temor del fracaso, al horror a sentirse solo. Don Johnston es un hombre adinerado, residente de un barrio tranquilo, con una casa espaciosa y con todo el tiempo del mundo por delante. Un día su último ligue, Sherry, se va de casa abandonando a un abatido Murray. Con este cambio en su vida llega una carta de color rosa que le comunica que una de sus anteriores relaciones había tenido como fruto un hijo. De esta forma se nos presenta una historia que cuenta mucho sin contar nada, que es tan profunda como superficial.

Don Johnston es un hombre que ha compartido su vida con una gran lista de mujeres y que el miedo al compromiso y a la soledad le ha abocado a una existencia rutinaria y solitaria, que le hace buscar compañía donde siempre la ha encontrado, en mujeres jóvenes que le hagan más cortos los días que pasa en el sofá. Ese ansia por sentirse siempre acompañado le ha arrastrado a una vida solitaria, donde sólo está él y su extraño vecino. La carta que una mañana llega a su buzón es la excusa perfecta para hacer una lista de las novias que ha dejado en el camino, mientras su vecino y amigo le insta a tomar la carretera para averiguar quién es la misteriosa que ha perfumado el sobre rosa.

Flores rotas” es un camino hacia atrás que recorre la vida de Don. y en donde en cada parada sus convicciones son hechas añicos por las vidas que han evolucionado sin llorar su pérdida han seguido su curso. Es una retrospectiva acompañada por música jazz a través de los irregulares caminos de los sentimientos de un don Juan solitario ya jubilado.

Cada una de las mujeres con las que Don se va entrevistando encarnan una personalidad tópica: está la descuidada, la conservadora y la rebelde; todas son trozos que complementan a Murray, que no es más que un ser solitario sin ansias en la vida, a quien esta última aventura en su libro biográfico le da la oportunidad de conocer lo único que dejará cuando muera.

Es una película lenta, detallada, donde cada plano tiene su por qué y su condición, donde cada frase está dicha por algo, en la que le puedes buscar significado a cada fotograma, sólo si quieres, ya que si no estás por la labor puedes dejarte llevar por las carreteras negras mientras te sumerges en un mundo de jazz y de historias incompletas.

Resumen:

Flores rotas” es una película que nunca será tan transcendente como para ser alabada, pero tampoco tan insípida como para ser vilipendiada. Es un largometraje para ver con calma y que recompensa a los pacientes con una buena dosis de buen cine.

Melchian

Anuncios