Los verdaderos cuentos populares: En compañía de lobos

A día de hoy se han adaptado numerosos cuentos populares al cine, pero en casi todas estas versiones se ha conservado ese toque infantil que los relegó, en su gran mayoría, al público más pequeño de la casa. En ese pequeño porcentaje de adaptaciones restantes podemos apreciar trabajos no dedicados únicamente a los pequeños, sino encarados a un público más adulto, largometrajes oscuros que lidian con el terror en la frontera de lo fantástico y la metáfora. Algunos de estos últimos trabajos pueden ser la casi desconocida “Hansel y Gretel” del director coreano Yim Pil-Sung, que adapta el clásico cuento popular añadiendo dosis de fantasía, terror, drama y mucha angustia. El resultado es del todo encomiable. Otra de estas obras es la pasable “Blancanieves: Un cuento de terror” donde se nos presenta a una Sigourney Weaver caracterizada como la malvada bruja (Lady Claudia Hoffman) que se casa con el rey Lord Friedrich Hoffman, interpretado por Sam Neill (“Los Tudor”, “El hombre bicentenario”, “Parque Jurásico I y III”) para conseguir ser reina. En este propósito se le interpone la joven hija del rey, por lo que decide abandonarla en el bosque. En la película se juntan elementos clásicos del cuento popular, la madrastra, los enanitos, la manzana, el espejo, pero en un ambiente oscuro, muy bien situado enana edad media decadente.

Otra adaptación mucho menos conocida por el público popular es “Alice” o “Neko Z Alenky”, adaptación de la mano del animador Jan Svankmajer del cuento “Alicia en el país de las maravillas” de Lewis Carroll. Un trabajo oscuro, adulto y surrealista que se ha ganado un hueco en las películas de animación de culto. Otras películas con un toque adulto menos palpable son “El secreto de los hermanos Grimm” que aunque no adapta ningún cuento en concreto realiza un excelente trabajo en la descripción de lo que hay detrás de los relatos, con una ambientación fantásticamente oscura e increíble, o la reciente “Los mundos de Coraline“, que presenta cierto toque de terror que la descartan para los más jóvenes de la casa. Entre los trabajos futuros nos encontramos con el que lleva acabo el novato director Tommy Wirkola (“Dead snow”), que nos sorprenderá con una segunda parte del popular cuento Hansel y Gretel, donde los hermanos, ya mayores, quedan traumatizados por la experiencia en su infancia y emprende una caza indiscriminada de brujas. Sólo para el público más adulto.

Después de este prefacio demasiado extenso quiero comentaros una película que me sorprendió gratamente. “En compañía de lobos” es una adaptación del cuento de Caperucita roja que lleva incluido el toque adulto del que hemos estado hablando antes. La película nos presenta a una Caperucita desafiante, curiosa y con grandes dudas hacia el género opuesto. Su abuela le llena la cabeza de historias sobre hombres malvados, con las cejas juntas, hijos bastardos de sacerdotes y curas, que por la noche, cuando la luna llena llega a su máximo esplendor, se transforman en lobos hambrientos que devoran a sus esposas. Al mismo tiempo una manada de lobos acecha el pequeño pueblo donde habitan, haciendo que la realidad y la fantasía se mezclen confusamente.

La película hace gala de una ambientación de órdago, increíblemente bien cuidada. El tema de cuento de hadas se ve reflejado principalmente en un bosque tenebroso muy conseguido y una presencia animal casi constante, conejos, serpientes, ratas, ratones, pájaros, búhos, hurones, lobos, sapos y ranas llenarán la pantalla apareciendo y desapareciendo por los rincones menos esperados.

Es un largometraje plagado de metáforas, dobles sentidos y significados ocultos. Se nos presenta a una Caperucita roja adolescente en las puertas de una temprana madurez exigida por la época en la que vive (Edad Media). Esta presión social le obliga a tomar caminos que ella aún no está preparada para emprender. En este amasijo de condiciones y costumbres se entrevén las tres partes que condicionarán el desarrollo de la trama. Una parte es la abuelita, una mujer que vive sola y a la que no se le atribuye ni marido ni hombre alguno. Con sus historias y cuentos hace recelar a Caperucita de todos los hombres, sobre todo de los que tienen las cejas juntas. Como dice en una de las mejores escenas de la película:

Los peores lobos son los peludos por dentro

Es decir, los hombres. En un termino intermedio se encuentran el padre y la madre de Caperucita, los cuales desean que su hija se case. Son un ejemplo concreto de la sociedad de la edad media, con sus costumbres y supersticiones. El tercer grupo influyente es, quizás, el más místico. Está formado por la naturaleza, lo salvaje, por los hombres lobo que encarnan ese sentido liberal de las relaciones. Un tercer grupo que es rechazado por sus padres, al que temen, y totalmente vilipendiado por la abuelita, quien lo odia. Al final, la dulce Caperucita tendrá que elegir a qué mundo pertenecer, seguir a su abuelita, a la que idolatra, hacer caso a sus padres y convertirse en una más de la sociedad medieval o hacer caso a ese sentimiento salvaje, latente en su corazón, y recorrer el bosque sobre cuatro patas peludas.

La respuesta se encuentra resumida en un final increíble que no echa a perder el fantástico metraje al cual da el finiquito. Pero sobre todo acordaos: “no os apartéis del camino en el bosque, ni os fiéis de los hombres desnudos, ni de los que se les juntan las cejas en una, porque son peludos por dentro, y os devorarán”

Resumen:

Una película que te transporta a un mundo de fantasía y supersticiones y refleja la mentalidad de una adolescente en pleno paso a su madurez sexual, reprimida por la sociología de la época, la escasa información y los tradicionalismos mas conservadores, pero a la vez seducida por un lado salvaje de la vida al que le esta prohibido pertenecer.

Melchian

Anuncios