The Road

Hay un subgénero muy curioso que tuvo su punto álgido con la serie B de los setenta y ochenta y, que con películas de la índole de “Soy  leyenda“, “Zombieland“, “Número 9“, “El libro de Eli“, “Wall-e“, “Terminator 4” e “Infectados“, entre muchas otras, se ha vuelto a poner de moda en estos últimos años. Este género nos cuenta historias de ciencia ficción, donde el ser humano se ha excedido en sus limitaciones éticas, expansionistas o simplemente ha destruido el mundo convirtiéndolo en una sombra del pasado.

En estas películas se han utilizado, algunas veces con más éxito que otras,  zombis, bombas nucleares, caníbales, bandidos y la mera supervivencia  como móvil para la trama. La película que nos atañe utiliza la supervivencia como otro personaje más, es palpable en cada fotograma, es dura y realista. Su título es “The road“, adaptación de una novela de Cormac McCarthy.

La historia nos presenta a una familia que se ve sorprendida a altas horas de la noche por una serie de destellos que iluminan la noche con una luz anaranjada. A partir de ese momento el mundo empieza a cambiar, el sol se esconde entre espesas nubes grises, las lluvias de ceniza se instauran como nuevo fenómeno atmosférico y el pánico comienza a germinar entre la escasa población superviviente.

La película es una oda a la supervivencia donde un sentimiento profundo de angustia y temor te invade desde el primer fotograma, donde las emociones que produce son tristes e intensas. Así podríamos definir a esta producción, una película de sentimientos que llegan hasta lo más profundo de cada uno acompañándote durante la totalidad del metraje.

La historia se ciñe a lo contado por el libro de una manera muy fiel, aunque como todos estos casos el resultado es un metraje largo y lento, en el que para disfrutarlo es necesario saber sacarle todo el partido que posee. La historia se apoya en una ambientación de lujo, un  mundo postapocalíptico con todas las letras. Paramos desolados con árboles  en un rictus de muerte continua, bosques donde el suelo está cubierto por un manto de ¡hojas podridas y cenizas, cuerpos muertos y calcinados se encuentran por doquier, los cuales son vistos por los protagonistas como un elemento más del paisaje. Dentro del pack postapocalíptico no podría faltar los bandidos, saqueadores e incluso caníbales con los que se encontrar nuestros protagonistas varias veces, aunque con cuentagotas, en el transcurso del film.

La caracterización de los personajes juega un papel muy importante en la inmersión que consigue causar la película. Un genial Viggo Mortensen en el papel protagonista, enfermo, delgado y demacrado, se yergue como la estrella del film con una actuación digna de mención.

En definitiva es una producción con altos niveles de calidad en casi todos sus aspectos, pero que se puede hacer larga, lenta y algo tópica en ciertos momentos del metraje, esto, sumado a un final que en mi opinión se desvía de la esencia del resto del film, forman los únicos fallos de la película.

Resumen:

Un trabajo largo y lento que hará las delicias de todos los amantes del cine. Actuaciones, ambientación e historia soberbias que te harán disfrutar de una película profunda y desgarradora olvidando casi completamente los diferentes puntos negros del film. 100% recomendada.

Melchian

Anuncios