Allegro non troppo

En 1977, Bruno Bozzetto, un director italiano que había impresionado con un primer largometraje titulado “West and Soda”, una animación parodia de los westerns, crea una fantástica obra. “Allegro non troppo” es un compendio de imágenes alocadas, historias sencillas y evocadoras, que mezclan la imagen real con la animación clásica, el amor con el odio y lo real con lo surrealista.

La película se construye como parodia del largometraje estadounidense “Fantasía”, siguiendo su misma temática, piezas de música clásica acompañadas de pequeñas historias que siguen la temática y el ritmo de la pieza a la que corresponde. Lo curioso de este trabajo, y lo que realmente lo diferencia de “Fantasía”, es la clave de humor patente en todo su largometraje. Entre medio de cada una de las historias se nos presentan una serie de sucesos en blanco y negro con imagen real. Estas imágenes nos presentan la película como si fuera un espectáculo. No falta una orquesta formada por ancianas, un director macabro y despótico, un presentador orgulloso, falso y manipulador y un animador tímido, oprimido y que utiliza el arte del dibujo para salirse con la suya.

En cuanto a las historias, se nos presentan siete diferentes. La primera de ellas está acompañada por “Prélude à l’après-midi d’un faune”, del compositor francés Debussy. Describe la historia de un fauno maltratado por los años, demasiado viejo para gustarle a cualquier ninfa. Su dibujo es simple, colorista y muy efectivo. Te traslada a una tragedia minimalista griega  con una calidad que no desborda, pero que satisface.

La segunda historieta va acompañada por una de las danzas eslavas de Dvorak, en concreto la número siete. Nos cuenta la historia de un hombre que vive en una gran montaña con miles de congéneres, un día decide hacerse una casa aparte y ve atónito como le copian. La historia nos describe el duelo entre el protagonista y la sociedad, llegando hasta la época moderna. Una de las historias más divertidas de la película, y también la más corta.

La tercera va acompañada del “Bolero” de Ravel. Quizás una de las historias más famosas de la película. Nos describe la evolución de la naturaleza, con sus diferentes especies y peligros que afrontaron. Comienza con un astronauta arrojando una botella vacía de Coca-Cola, de la cual nace el primer organismo en un planeta despoblado. La animación que mejor concordancia presenta entre los dibujos y la música, con un aspecto general increíble, impecable. Conlleva también cierta crítica del hombre, como destructor a lo largo de su historia de los seres vivos.

La siguiente historia es la más conmovedora del panorama, un gato negro y solitario busca en sueños los fantasmas de sus antiguos dueños, entre el esqueleto de un derrumbado edificio. De fondo se puede ir el “Vals triste” de Sibelius, pieza que le va como anillo al dedo. En una palabra, conmovedor.

El siguiente corto se nos presenta en clave de humor, con Vivaldi como introductor con su “Concierto en C mayor”, aparece una abeja en medio del campo preparando cuidadosamente su comida. Al poco tiempo dos enamorados irrumpen en escena, destrozando la comida de la abeja, su casa y su tranquilidad con los abrazos y arrumacos que procesan los dos enamorados. Una escena agradable, que te hace dibujar una débil sonrisa.

La penúltima de las historias comienza con “El pájaro de fuego” de Stravinski. Es una de las escenas más trabajadas, ofrece una crítica a la sociedad transformando el génesis bíblico. Nos presenta a Adán y Eva, desnudos en su paraíso, y a la serpiente. Esta última rechazada por los humanos decide comerse la manzana prohibida, precipitándose en una oleada de visiones diabólicas, demonios persecutorios, dolor y sufrimiento, para acabar con brazos y piernas, un traje, corbata y sombrero. Una historia original y profunda que crítica nuestro modo de vida, como bien refleja la serpiente, que escupe la manzana intacta justo antes del final.

El último de los cortos no es una historia concreta, sino que son muestras de varios finales diferentes mostrados a través de pequeños escenarios por un deformado bibliotecario.

En general la película te deja un fantástico sabor de boca y una mente ávida de más historias animadas de la mano de ese dibujante tímido que lucha por su chica.

Resumen:

Una película a tener en cuenta. Gran parodia de “Fantasía” que recupera los atributos que la hicieron un éxito y les añade dosis de humor fácil, fluido y, por supuesto, divertido. No deben perdérsela.

Melchian

Anuncios