Completa la cartelera semanal, se nota que vamos terminando el verano y los estrenos con más miga van apareciendo en los cines. Comenzamos con nada menos que lo nuevo de Woody Allen: Conocerás al hombre de tus sueños. Genial traducción, por otra parte, del original “Conocerás a un extraño alto y oscuro -o moreno-“. Parece que esta vez el neoyorquino no convence mucho con esta mezcla de comedia y drama, amor, sexo y traiciones. De todas maneras, hasta el peor Allen suele hacer una película mínimamente interesante.

Ciencia-ficción molona en Predators. Coge un reparto de talento, efectos especiales trabajados y forma una secuela de una película de los ochenta protagonizada por Schwarzenegger y saca un nuevo producto alimenticio. Caótica, pero entretenida e interesante.

Todo sobre mi desmadre, otro ejemplo de título desafortunado en español. Se trata de un spin off de “Paso de ti”, con Jude Apatow como protagonista. Un comedia con marca típica, sátira en esta ocasión a las gigantes discográficas, humor políticamente incorrecto y entretenimiento con un poco de cabeza.

Otro estreno destacado de esta semana, es la nueva versión de Karate Kid. Llamativa, cuanto menos: la misma idea de la película de 1984, con un chaval mucho más joven de protagonista -aunque con una tendencia a aprender kung-fu con mucha facilidad-, más desvalido y necesitado del maestro… encarnado por Jackie Chan, sorprendentemente correcto. Nada extraordinario que aportar, pero se deja ver.

Y otra de traducción confusa, Perdedores. Un hombre ha descubierto que la mujer de su vida desde hace más de 20 años, va a dejarle por un joven y apuesto camarero. El hombre, llamado Colin, no puede aguantarlo y tiene una crisis nerviosa, hasta que cuatro amigos deciden hacerse con la situación. Secuestran al amante y le encierran en una casa abandonada para que Colin pueda recuperar la hombría perdida a través de la venganza. Colin el cornudo tiene al causante de sus penas entre las manos. Se celebra un juicio irregular, pero Colin no está capacitado para ser juez y menos aún, verdugo. Un drama potente, muy british indie y con diálogos afilados que se suceden uno tras otro. Atrayente.

Cambiamos de tercio y nos metemos en Visión, una producción alemana con tintes religiosos, sobre una mujer en la Edad Media que sacudió su mundo por sus visiones religiosas, que la llevaron a revolucionar el mundo de la medicina. Una interesante biografía con un toque femenino, el de su directora Margarethe von Trotta, muy interesante.

Por supuesto, no podía faltar una producción en 3D.  Miedos 3D -título original, “The Hole 3D”, ¿ qué ocurre esta semana?-, del mítico Joe Dante… que ya no es lo que era, claro. Terror teen-familiar y pozos tenebrosos.

Concluimos con otra película alemana, Un juego de inteligencia, que nos cuenta la historia de un productor televisivo, que, hastiado por los valores de los programas y el comportamiento de las audiencias, se convierte en un implacable medidor de audiencias para denunciar la falta de ética de unos y otros. Muy interesante idea, aunque no ha tenido mucho éxito entre crítica y público.

Nos vemos en el cine.

Helen

Anuncios