Volvemos otra semana con una cartelera corta y poco llamativa, pero que esconde un par de propuestas interesantes. La primera, Contracorriente, un sólido drama peruano sobre la homosexualidad. Un hombre casado se enfrenta a un dilema moral cuando su amante muere accidentalmente. El director Javier Fuentes-León dirige con pulso firme una película llena de sentimientos.

Contrarresta el estreno en 3D de la continuación de Step Up, tópico musical sobre bailes, romances y campeonatos de breakdance, con espectaculares escenas de baile, lo único destacable de una producción que va a lo que va.

Ramona y su hermana es una típica y amable comedia familiar sobre una joven, Beezus, que tiene que hacer frente a la molesta actitud de su hermana pequeña Ramona, que se dedica a gastarle bromas pesadas. Basada un best-seller infantil, la película tiene buenas intenciones y un fondo moral tópico, y poco más.

La nueva película de George Clooney, El americano, viene con un fuerte sabor a James Bond pero con personalidad propia. Digirida por el director holandés Anton Corbijn, la película nos cuenta la historia de un asesino en serie: el solitario Jack, maestro entre maestros. Tras un trabajo fallido en Suecia, Jack muestra su intención de jubilarse y retirarse en un pueblecito italiano… hasta que se encuentra con un tentador trabajo. Densa, sombría, bien rodada y con mucha enjundia, se trata de una propuesta a tener en cuenta.

Concluimos con otra producción latinoamericana, nicaragüense esta vez. La Yuma nos cuenta la historia de una mujer luchadora, cuyo sueño es ser boxeadora, en un ambiente de violencia callejera e incomunicación familiar.  Tras un encuentro con un joven periodista, la Yuma luchará por superar las dificultades y conseguir sus sueños. Este drama de superación trata un tema poco común -el boxeo femenino- y lo hace con corrección y sensibilidad.

Nos vemos en el cine.

Helen

Anuncios