Otra semana de corta cartelera, esta vez dominada por las producciones hispanas. Sin embargo, domina el panorama la americana Come reza ama, basado en el best-seller autobiográfico de Elizabeth Gilbert, sobre el viaje iniciático de una mujer para encontrarse a sí misma, harta de una vida en apariencia completa. De fácil digestión, el cineasta Ryan Murphy hace un retrato con tintes profundos para que Julia Robert se luzca en un papel “serio”, acompañada de Javier Bardem y secundarios conocidos.

La nueva película de Ricardo Darín es un thriller policiaco, Carancho, sobre un abogado corrupto, que, al perder su licencia, se dedica a trabajar en una organización especialista en estafar a compañías de seguros… hasta que se encuentra con una doctora que sospechará que  ahí hay algo raro. Potente, hiperrealista y muy entretenida. Un buen acierto del cine argentino.

Otro biopic, el del historietista Manuel Vázquez, encarnado nada más y nada menos que por Santiago Segura. En los años sesenta, Vázquez es mujeriego, despilfarrador y le gusta vivir la vida a cada instante, mientras esquiva como puede a sus acreedores. Una vida de tebeo que combina desigualmente humor disparatado y cínica melancolía de aquellos años. El gran Vázquez, que no es José Luis López.

Para los más pequeños tenemos la película alargada del cómic japonés Astro Boy, pequeño superhéroe robótico que no tiene ni las ínfulas de “·Wall E” ni la sabiduría de Miyazaki y compañía, pues aunque en coproducción con Japón, la producción es básicamente americana. En 3D, por supuesto.

Concluimos con una película de tema difícil: Elisa K es una niña de 11 años víctima de una violación de la que nadie se da cuenta hasta tiempo después. De adulta, se enfrenta a su pasado con las implicaciones que conlleva. De matiz netamente literario y autoral, resulta una propuesta a tener en cuenta.

Nos vemos en el cine.

Helen

Anuncios