Machete

Cuando en 2007 visioné por primera vez el dúo de “Grindhouse” formado por “Planet Terror” y “Deathproof” me sorprendió gratamente el trailer que precedía a la película de Rodriguez. Durante ese corto instante en el que se presentaba la película ficticia “Machete” me di cuenta de que “Planet Terror” se podía alzar como una nueva película de culto en mi estantería, aunque luego no fuera así. En todo caso, al cabo de unos meses leí una tímida noticia que divulgaba el sentimiento unánime de los fans del cine casposero hacia el trailer falso y que, sin obviar este sentimiento, Rodriguez tenía pensado transformarlo en una película. Muchas voces se alzaron, tanto a favor como en contra, unos decían que era la peor idea jamás contada, no tenia argumento, plasmaban la dificultad de hacer una película par tan especializado sector del cine, que no iba a reflejar lo mismo que el maravilloso trailer, que iban a hacer una película seria… etc etc. Por eso incluso yo mismo esperaba con temor el estreno de la película, pero debo deciros que Rodriguez lo ha hecho estupendamente.

¿Qué es “Machete”? Es un largometraje de algo más de hora y media repleto de situaciones originales, curiosas, grotescas, excesivas, incongruentes y sobre todo divertidas. Desarrolla la sinopsis anunciada en el trailer, Machete, un ex-federal mejicano es contratado para matar al nuevo candidato al senado en Texas, en el momento de realizar el trabajo es traicionado y se ve envuelto en un circulo de venganza y supervivencia hilarante.

Rodriguez ha cogida cada una de las características que gustaron en el trailer y las ha plasmado en el metraje de la película, incluso escenas sacadas directamente del trailer. Este es uno de los puntos a favor, ya que respeta ese ambiente setentero cutre, de tonos anaranjados y ocres quemados del que hacía gala en el trailer. Además ha completado el resto de la cinta con numerosas escenas de machote renegado, decapitaciones multitudinarias, caza de mejicanos, sexo, egocentrismo concentrado, sobreactuaciones y todo un arsenal que hará que se te desencaje la mandíbula mas de una vez, unas veces por prolongadas carcajadas, otras por asco y otras por vergüenza ajena, pero en todo caso muy divertidas.

El único problema reseñable es que estas situaciones a lo largo de hora y media cansan resultándote al final monótonas y previsibles y por lo tanto haciendo que el film pierda interés. Sobre todo hay que ver esta película convencido de lo que vas a ver, las actuaciones son esperpénticas, sobreactuadas, es decir, siguiendo el tema principal de la película, la historia es estúpida y el guion más simple que un botijo. Lo único que tenéis que hacer es sentaros, relajaros y reíros, tanto de los actores, como de los personajes, al igual que de sus actuaciones y por supuesto de la película, está hecha y rodada para ello.

Resumen:

Un divertido capricho que Rodriguez se ha sacado de la manga. Hora y media de cine gamberro y esperpéntico. Para ver con amigos, en sesión golfa y con toneladas y toneladas de palomitas.

Melchian

Anuncios