Walking dead

Voy a intentar ser objetivo al analizar la serie que nos atañe, procurando compararla lo menos posible con el comic en el que se basa y siendo justo, tanto con sus cualidades como con sus defectos.

El día que me senté delante del televisor para empezar a ver un episodio piloto, que bien podría ser considerado película, tenía la cabeza llena de expectativas. La serie había sido un éxito al otro lado del charco, y eso nunca cae en saco roto. La verdad es que disfrute como un enano con esa hora de metraje postapocaliptico. La fotografía era bastante superior al resto de trabajos de la misma temática, el paisaje y la escenografía realizaban a la perfección su trabajo recreando un mundo devastado, oscuro y tétrico, pero manteniendo ciertas gotas de humanidad que hacían que no te olvidaras de lo que había sido hace solo unos meses.

A lo que más miedo le tenía eran a los actores elegidos para encarnar a cada personaje, ya que no conocía a ninguno, pero mis miedos fueron parcialmente disipados en esta sesión introductoria. No son actores sublimes merecedores de un oscar, pero tampoco la hacen mal. La historia seguía las pautas del comic casi al completo lo cual siempre es un punto a favor.

Con el paso de los episodios los defectos salieron a la luz casi por arte de magia. Los actores que antes parecían decentes ahora me cansaban con sus frases tópicas, caras sobreactuadas y trasfondos demasiado épicos. Con el devenir de los minutos veía al bueno demasiado bueno, al malo demasiado malo y a los actores florero demasiado inservibles. La sobreactuación de los personajes se hizo tan patente que al comenzar a leer, hace un par de días, los comics casi no encontraban similitudes entre los dos formatos.

En cuanto a la historia se ha ido alejando cada vez más de lo que plasmaban las hojas en blanco y negro del comic. Los directores y productores de la serie se han permitido unas licencias que si estuvieran bien llevabas no me importarían pero no es el caso. Las ridículas tramas secundarias hacen que el sopor producido por la falta de acción y presencia de zombies en los capítulos finales sea un punto importante del visionado, lo cual desmejora muchísimo el gran comienzo.

Otro de los puntos que me desilusionaron enormemente es la intención de la serie de tomar la idea de los autores del comic. Esta se basaba en hacer una historia de zombies donde el dramatismo de la supervivencia fuera totalmente palpable en el transcurso de la historia, dándole en momentos más importancia que al desastre de los zombies si fuera necesario. Este punto, en la serie, se lo han tomado a pies juntillas, creando dos capítulos de fin de temporada en los que la presencia de no-muertos se reduce infinitamente en el penúltimo quedando completamente desaparecida en el ultimo. Un gran fallo que hace que la acción de un final de temporada que prometía en exceso, básicamente para intentar levantar una seria que caía en picado, se convierta en una mezcolanza de sobreactuaciones y situaciones dramáticas al más puro estilo culebrón novelesco.

Resumen

Por favor, recapacitad y crear una segunda temporada que reúna las características, aunque solo sean mínimas, de acción, zombies, terror y dramatismo. Crear un equilibrio de emociones que se alejen de la escenificación sobreactuada y topiquismos de telenovela.

Melchian

Anuncios