Las peores películas de la historia: “Laserblast”

laserblast_poster_01

Algo ocurrió en 1978 que hizo este mundo un poco peor. Michael Rae (si, como la R.A.E) hizo su única internada en el mundo cinematográfico para parir una película que quedaría desterrada de cualquier estantería por el resto de los tiempos. “Laserblast” o “El rayo destructor del planeta desconocido” (si, no estoy de coña) había nacido.

El engendro cinematográfico que nos atañe cuenta la historia de un chaval tonto, un poco subnormal y muy cortico a quien todo el mundo odia. Su madre huye de él de viaje a Cancún (aunque, como bien nos recuerdan en la película, ya había estado cinco veces) sus compañeros lo insultan, la policía abusa de él con multas injustas y palizas bien dadas y, como si fuera poco, el padre de su novia lo maltrata psicológicamente.

En uno de sus maravillosos días de excluido social va conduciendo por el desierto cuando se topa con una silueta misteriosa en el suelo (causalmente tiene forma humana pero de esto no se da cuenta el lumbreras) y repara en una especie de aspiradora alienígena que nos intentan pasar por láser. Esta arma de destrucción masiva hará que nuestro protagonista mute en una especie de zombi verde alienígena que va por el pueblo haciendo explotar coches.

LaserBlast(1978.DVD+VHS)[TerrorFantastico]by.Bloodyask&JABPC.avi_001149356Nuestro protagonista feliz con la aspiradora alienígena.

Y así se resume una hora y media de gilipollez tras gilipollez, toneladas de frases estúpidas e inconexas, actuaciones de rastrillo y efectos especiales que harían sonrojarse al mismísimo canal Scyfy.

Si todo acabara ahí la película no pasaría de ser infumable, pero acumula tal cantidad de fallos a lo largo del metraje que alcanza unas dimensiones de desastre catastrófico universal. La mayoría de estos fallos se concentran en la sala de montaje, esa fase de la producción de una película que puede hacer maravillas o reducir una obra maestra a condición de bazofia. En el caso de “Laserblast” cualquiera podría pensar que nunca se pudiera empeorar. Craso error.

El fallo que más se repite está relacionado con el dichoso collar que tiene que llevar puesto el protagonista para usar el láser. Aparte de que parece una piña enorme tiende a aparecer y desaparecer continuamente, me explico: en una escena está en el cuello zombificado del subnormal, en la siguiente en la mano, en la siguiente en el cuello, en la siguiente en la mano, en otra está volando pero en la siguiente vuelve a estar en el cuello… y así hasta que acaba la película.

LaserBlast(1978.DVD+VHS)[TerrorFantastico]by.Bloodyask&JABPC.avi_004661907Aunque parezca mentira tiene más cara de listo así que de normal…

La continuidad de las diferentes escenas es incomprensible e inexistente, siendo el propio espectador el que tiene que inventársela creándose situaciones tan variopintas como el mismo coche yendo en direcciones opuestas, saltos temporales sin sentido o cambios de vestuario repentinos.

Una de los puntos fuertes del largometraje es el uso de la animatrónica para representar a los extraterrestres, punto que se realiza de forma pasable sino fuera porque el diseño de los extraterrestres es el más cutre que he visto en una pantalla, siendo las escenas protagonizadas por ellos las más infumables de la película. Algunas duran cinco minutos en los que se ven a las dos babosas hablando en un idioma inteligible (sin traducción, por supuesto) y gimiéndose unos a otros. La conjunción entre la animatrónica y la realidad es nefasta produciendo claros desajustes como el tamaño de los aliens que pasan de ser como los humanos a ser igual de anchos que un edificio.

LaserBlast(1978.DVD+VHS)[TerrorFantastico]by.Bloodyask&JABPC.avi_000254671Babosas armadas…

Dejando a un lado los fallos técnicos y volviendo a centrarnos en el apartado de la trama cabe destacar que el único objetivo de nuestro subnormal verde es ir explotando coches alrededor de los cuales hacer un bailecito de victoria bastante ridículo mientras levanta el brazo en el que tiene la aspiradora alienígena metida hasta el codo. Es gracioso ver como al levantar el aparato de marras el brazo no soporta el peso y se dobla hacía atrás convirtiendo al zombi en una versión verde de Quasimodo.

El film llega a su culmen cuando el adolescente subnormal dispara con su laser a un cartel publicitario de “Star wars” haciéndolo añicos mientras resuena esa risa gutural que lo acompaña durante la hora y media de película. Es cuanto menos irónico, ya que el láser utiliza los mismos efectos que los láseres de “Star wars” salvo que en esta película se permite el lujo de cambiar de color, unas veces es rojo, otras azul, amarillo o verde.

LaserBlast(1978.DVD+VHS)[TerrorFantastico]by.Bloodyask&JABPC.avi_004367237“Star wars” si…

LaserBlast(1978.DVD+VHS)[TerrorFantastico]by.Bloodyask&JABPC.avi_004368947“Star wars” no…

Al final los mismos aliens que aparecen al principio lanzan un rayo arcoíris sobre el protagonista dejándolo inconsciente y desintegrando la susodicha aspiradora “laser”. En ese punto es cuando uno se pregunta: ¿No podríais haber hecho esto hace hora y media?

Resumen:

Al director del film aun le deben de estar dando patadas en los huevos como castigo por engendrar esta bazofia.

Melchian

Anuncios