Cartelera


Volvemos a las carteleras bien repletas de estrenos interesantes. Algo llamativo es el estreno por fin oficial de Saw VI, un año después y sin calificación X. Con tres minutos menos de metraje con respecto al original, la famosa saga de terror a estas alturas ya no tiene ni el interés del las primeras entregas ni el morbo de la censura. Sangre, vísceras y un esquema repetidísimo.

Wall Street 2 recuerda indefectiblemente a la saga de “El buscavidas” y “El color del dinero“. Si en “Wall Street” Michael Douglas era un agresivo broker, en su secuela es otra vez Gordon Gekko, el mismo tiburón financiero, pero veinte años después y con una condena a sus espaldas, que se fija en el novio de su hija, ambicioso novato que intenta seguir sus pasos. Ambos entrarán en una espiral de manipulación e intereses. Interesante segunda parte, también dirigida por Oliver Stone.

Una de animación infantil sin el toque Pixar, pero entretenida, solvente y divertida: Gru, mi villano favorito. Gru es un hombre que planea el acto criminal más increíble de la Historia: robar la Luna. Incitado por una madre malvada, Gru sólo encontrará un obstáculo en su camino: tres niñas huérfanas a las que tendrá que cuidar temporalmente.

Cambiamos radicalmente de tercio y nos encontramos con Amador, la nueva película de Fernando León. Siguiendo su temática de drama social, nos cuenta la historia de Marcela, mujer joven sin recursos económicos que cuida durante el verano de Amador, un señor mayor postrado en cama, en ausencia de su familia. Los dos ocultan algo que nadie sabe de ellos, pero no tardarán en confiar el uno en el otro. Amable u odiable, no hay medias tintas con el director español.

Cartas a Julieta, La inevitable comedia romántica de la semana plantea una premisa bastante interesante: Una joven pareja, Sophie y Victor, que están de vacaciones en Italia y que reciben una carta “dirigida a Julieta”. Esta carta ha sido escrita por una mujer, Claire que busca a un hombre llamado Lorenzo con el que hace muchos años tuvo una aventura durante unas vacaciones en Italia. Sophie emprenderá entonces un viaje por la Toscana para encontrar este antiguo amor de Claire. Dulce y simpática, pero desaprovechada en su conjunto. Una sensación de deja vù inevitable.

Exit Through the Gift Shop, curioso título para un interesante experimento-documental que narra la historia de Thierry Guetta, un francés residente en Los Ángeles, obsesionado con grabar todo con su cámara de vídeo. De cómo se metió en el mundo del arte urbano, y conoció al famoso artista urbano Banksy. Atrevida y arriesgada, insólita y apasionante película sobre el arte urbano.

Jamie Lee Curtis, Sigourney Weaver, Cloris Leachman… actrices veteranas que de cuando en cuando se meten en proyectos alimenticios sin pena ni gloria. En ¿Otra vez tú?, con las tres actrices, nos metemos en una comedia “negra” familiar sobre enredos varios y venganzas en plato frío.

Cerramos con otro cuidado documental, sobre todo en su aspecto visual. ¿Cuánto pesa su edificio, Sr. Foster? es una especie de biopic profesional del arquitecto Norman Foster, y de cómo sus sueños e influencias le llevaron a diseñar grandes edificios de la era moderna.

Nos vemos en el cine.

Helen

Anuncios

Otra semana de corta cartelera, esta vez dominada por las producciones hispanas. Sin embargo, domina el panorama la americana Come reza ama, basado en el best-seller autobiográfico de Elizabeth Gilbert, sobre el viaje iniciático de una mujer para encontrarse a sí misma, harta de una vida en apariencia completa. De fácil digestión, el cineasta Ryan Murphy hace un retrato con tintes profundos para que Julia Robert se luzca en un papel “serio”, acompañada de Javier Bardem y secundarios conocidos.

La nueva película de Ricardo Darín es un thriller policiaco, Carancho, sobre un abogado corrupto, que, al perder su licencia, se dedica a trabajar en una organización especialista en estafar a compañías de seguros… hasta que se encuentra con una doctora que sospechará que  ahí hay algo raro. Potente, hiperrealista y muy entretenida. Un buen acierto del cine argentino.

Otro biopic, el del historietista Manuel Vázquez, encarnado nada más y nada menos que por Santiago Segura. En los años sesenta, Vázquez es mujeriego, despilfarrador y le gusta vivir la vida a cada instante, mientras esquiva como puede a sus acreedores. Una vida de tebeo que combina desigualmente humor disparatado y cínica melancolía de aquellos años. El gran Vázquez, que no es José Luis López.

Para los más pequeños tenemos la película alargada del cómic japonés Astro Boy, pequeño superhéroe robótico que no tiene ni las ínfulas de “·Wall E” ni la sabiduría de Miyazaki y compañía, pues aunque en coproducción con Japón, la producción es básicamente americana. En 3D, por supuesto.

Concluimos con una película de tema difícil: Elisa K es una niña de 11 años víctima de una violación de la que nadie se da cuenta hasta tiempo después. De adulta, se enfrenta a su pasado con las implicaciones que conlleva. De matiz netamente literario y autoral, resulta una propuesta a tener en cuenta.

Nos vemos en el cine.

Helen

Volvemos otra semana con una cartelera corta y poco llamativa, pero que esconde un par de propuestas interesantes. La primera, Contracorriente, un sólido drama peruano sobre la homosexualidad. Un hombre casado se enfrenta a un dilema moral cuando su amante muere accidentalmente. El director Javier Fuentes-León dirige con pulso firme una película llena de sentimientos.

Contrarresta el estreno en 3D de la continuación de Step Up, tópico musical sobre bailes, romances y campeonatos de breakdance, con espectaculares escenas de baile, lo único destacable de una producción que va a lo que va.

Ramona y su hermana es una típica y amable comedia familiar sobre una joven, Beezus, que tiene que hacer frente a la molesta actitud de su hermana pequeña Ramona, que se dedica a gastarle bromas pesadas. Basada un best-seller infantil, la película tiene buenas intenciones y un fondo moral tópico, y poco más.

La nueva película de George Clooney, El americano, viene con un fuerte sabor a James Bond pero con personalidad propia. Digirida por el director holandés Anton Corbijn, la película nos cuenta la historia de un asesino en serie: el solitario Jack, maestro entre maestros. Tras un trabajo fallido en Suecia, Jack muestra su intención de jubilarse y retirarse en un pueblecito italiano… hasta que se encuentra con un tentador trabajo. Densa, sombría, bien rodada y con mucha enjundia, se trata de una propuesta a tener en cuenta.

Concluimos con otra producción latinoamericana, nicaragüense esta vez. La Yuma nos cuenta la historia de una mujer luchadora, cuyo sueño es ser boxeadora, en un ambiente de violencia callejera e incomunicación familiar.  Tras un encuentro con un joven periodista, la Yuma luchará por superar las dificultades y conseguir sus sueños. Este drama de superación trata un tema poco común -el boxeo femenino- y lo hace con corrección y sensibilidad.

Nos vemos en el cine.

Helen

Poco jugosa la cartelera de esta semana, dominada básicamente por dos géneros: el infantil y el romántico, con variantes.

El estreno más llamativo, quizá, el de la “superproducción” para todos los públicos El aprendiz de brujo, que en realidad se trata de un remake libre del clásico mediometraje “Fantasía“. Actores de renombre, efectos especiales y guión tipo humor-romance-acción-moraleja.

Jennifer Aniston vuelve a protagonizar otra comedia romántica de protagonista sexy e independiente que no consigue encontrar su media naranja. Con ligera mejor pinta que otras producciones anteriores -viene avalada por los productores de “Juno” y “Pequeña Miss Sushine” y basada en una novela de Jeffrey Eugenides-, Un pequeño cambio puede ser una opción entretenida para echarse unas risas.

Cuidado con el Submarino: Thomas Vinterberg, danés abanderado del cine Dogma y autor de películas tan directas al estómago como “Celebración“, no se queda corto con este drama familiar sobre dos hermanos marcados por una vida familiar dura, que se reencuentran cuando sus vidas se encuentran en un punto aún más difícil. A quien guste del realismo más exacerbado y sufrir mucho, ésta es su película.

Cambiamos la comedia romántica por el drama romántico de época con Bright Star. Jane Campion nos cuenta con elegancia inglesa el romance entre el poeta John Keats y Fanny Bawne en la Inglaterra del s. XIX, truncado por la repentina muerte de Keats a los 25 años. Muy cuidada en su aspecto visual, sin más que destacar.

Tras una campaña publicitaria un poco repetitiva, por fin se estrena la superproducción española Lope, biopic del dramaturgo español que se centra más en su juventud y sus amores que en su labor literaria, como era de esperar. Con ciertos aires televisivos, el director Andrucha Waddington se limita a dejar caer el peso en sus tres protagonistas, que componen personajes de altura: Alberto Ammann, Leonor Watling y Pilar López de Ayala, acompañados además de secundarios solventes.

Concluimos con Campanilla y el gran rescate, descafeinada producción animada de Disney, normalmente enfocada al mercado del DVD, que solo satisfacerá a los más pequeños de la casa.

Nos vemos en el cine.

Helen

Completa la cartelera semanal, se nota que vamos terminando el verano y los estrenos con más miga van apareciendo en los cines. Comenzamos con nada menos que lo nuevo de Woody Allen: Conocerás al hombre de tus sueños. Genial traducción, por otra parte, del original “Conocerás a un extraño alto y oscuro -o moreno-“. Parece que esta vez el neoyorquino no convence mucho con esta mezcla de comedia y drama, amor, sexo y traiciones. De todas maneras, hasta el peor Allen suele hacer una película mínimamente interesante.

Ciencia-ficción molona en Predators. Coge un reparto de talento, efectos especiales trabajados y forma una secuela de una película de los ochenta protagonizada por Schwarzenegger y saca un nuevo producto alimenticio. Caótica, pero entretenida e interesante.

Todo sobre mi desmadre, otro ejemplo de título desafortunado en español. Se trata de un spin off de “Paso de ti”, con Jude Apatow como protagonista. Un comedia con marca típica, sátira en esta ocasión a las gigantes discográficas, humor políticamente incorrecto y entretenimiento con un poco de cabeza.

Otro estreno destacado de esta semana, es la nueva versión de Karate Kid. Llamativa, cuanto menos: la misma idea de la película de 1984, con un chaval mucho más joven de protagonista -aunque con una tendencia a aprender kung-fu con mucha facilidad-, más desvalido y necesitado del maestro… encarnado por Jackie Chan, sorprendentemente correcto. Nada extraordinario que aportar, pero se deja ver.

Y otra de traducción confusa, Perdedores. Un hombre ha descubierto que la mujer de su vida desde hace más de 20 años, va a dejarle por un joven y apuesto camarero. El hombre, llamado Colin, no puede aguantarlo y tiene una crisis nerviosa, hasta que cuatro amigos deciden hacerse con la situación. Secuestran al amante y le encierran en una casa abandonada para que Colin pueda recuperar la hombría perdida a través de la venganza. Colin el cornudo tiene al causante de sus penas entre las manos. Se celebra un juicio irregular, pero Colin no está capacitado para ser juez y menos aún, verdugo. Un drama potente, muy british indie y con diálogos afilados que se suceden uno tras otro. Atrayente.

Cambiamos de tercio y nos metemos en Visión, una producción alemana con tintes religiosos, sobre una mujer en la Edad Media que sacudió su mundo por sus visiones religiosas, que la llevaron a revolucionar el mundo de la medicina. Una interesante biografía con un toque femenino, el de su directora Margarethe von Trotta, muy interesante.

Por supuesto, no podía faltar una producción en 3D.  Miedos 3D -título original, “The Hole 3D”, ¿ qué ocurre esta semana?-, del mítico Joe Dante… que ya no es lo que era, claro. Terror teen-familiar y pozos tenebrosos.

Concluimos con otra película alemana, Un juego de inteligencia, que nos cuenta la historia de un productor televisivo, que, hastiado por los valores de los programas y el comportamiento de las audiencias, se convierte en un implacable medidor de audiencias para denunciar la falta de ética de unos y otros. Muy interesante idea, aunque no ha tenido mucho éxito entre crítica y público.

Nos vemos en el cine.

Helen

Intensa la cartelera de esta semana. Llena de estrenos esperadísimos y propuestas diferentes, y cómo no, marcada por una producción dominante: Inception. El regreso de Christopher Nolan es ambicioso, fascinante y original, y le sale bien. Leonardo DiCaprio es el mejor del mundo en el arte de la extracción: apropiarse de los secretos del subconsciente justo en el momento en que la mente de la víctima es más vulnerable: durante el sueño.

Tarde llega The Last Airbender, de mi estimado M. Night Shyamalan. Si bien sus fans estábamos acostumbrados a raras salidas del director -véase por ejemplo, su última película “The Happening“-, la existencia de Avatar y la falta, esta vez, de magia, componen una película muy mediocre incluso para el público infantil. Una lástima.

Cambiamos de género y nos vamos al terror-gore con tintes cómicos. Zombies Nazis en la nieve. Un grupo de amigos, todos jóvenes snowboarders, tenía todo lo necesario para pasar unas vacaciones geniales en la montaña: cabaña, esquíes, motos de nieve, trineos, grandes cantidades de cerveza y mucha hormona desatada. Pero con lo que no contaban era con que iban a sufrir los ataques de unos terribles e implacables zombies que en su día fueron soldados nazis. Extravagante y divertida, con un tramo final desopilante. Nacionalidad, noruega, y con un año de retraso por las carteleras.

Steven Soderbergh nos propone The Girlfriend Experience, un retrato de la vida de una prostituta de lujo y su vida “normal” con su novio. Curioso retrato de un mundillo que nos resulta ajeno, incluso para los fans de Sasha Grey. Actores no profesionales y una frialdad que te puede incomodar, esta propuesta de tintes documentales-videocliperos puede ser una opción a tener en cuenta.

Repo Man no suena especialmente bien. Parece una parodia de superhéroes o simplemente héroes humanos con una noble misión en la vida. Nada más lejos; se trata de Repossession Mambo, la historia de un repo man que se especializa en reclamar órganos artificiales que no han sido pagados. Los repo men son famosos en USA por ser quienes buscan autos, u otras cosas compradas en cuotas y que los compradores han dejado de pagar. En este caso son órganos artificiales. Pero el repo man deberá enfrentarse a otros repo men cuando se vea forzado a escapar al haber robado su propio órgano. Si te parece un argumento interesante, te puede animar a pasar una tarde entretenidilla.

Concluimos con Los dos caballos de Genghis Khan, documental alemán que trata el valor de la herencia familiar. Una cantante vuelve a su Mongolia natal para cumplir una promesa que le hizo a su abuela. Limpia y sincera.

Nos vemos en el cine.

Helen

Recuperamos un poco el ritmo esta semana con estrenos variados e interesantes: acción, comedia, drama, intriga… Lo más llamativo, desde luego, es la adaptación para la gran pantalla del Equipo A, esa serie cutre-entrañable de los 80. El espíritu es el mismo: acción descerebrada y humor primario. Eso sí, la película cuenta con un reparto de renombre para atraer a los que El Equipo A no les suene a nada.

El verano está repleto de comedias amables de fácil digestión, y esta semana no iba a ser la excepción. Tenemos, por una parte, Niños grandes, enésima película de Adam Sandler sobre unos amigos que se reencuentran tras la muerte de un entrenador de baloncesto de la infancia. Y para el lado romántico y no sensual, Mi segunda vez, sobre una cuarentona divorciada que empieza una nueva relación con un veinteañero. Enredos previsibles y final… bueno, seguro que feliz.

El siempre interesante Vicenzo Natali (director de la primera “Cube“) nos trae una interesante producción de (pseudo)ciencia-ficción mezclada con toques filosóficos, espirituales y puramente humanos. Splice: experimento mortal, nos cuenta la historia de dos científicos que, mediante ingeniería genética, se dedican a crear variaciones de especies conocidas. Sin embargo, su ambición provocará que todo se les vaya de las manos cuando en secreto decidan ir más allá de lo que la moralidad permite. Combinando ADN humano en sus experimentos genéticos obtendrán un nuevo escalón en el árbol evolutivo actual. Candidata a película de culto desde ya.

La vida en tiempos de guerra es otro estreno de renombre para los fans del cine alternativo, y es que esta historia sobre la vida de unos personajes fuera de lugar está dirigida por el amigo Todd Solondz, indescriptible e inenarrable. Más cinismo, más intensidad, más mala leche, más asfixia.

Los hermanos Dardenne estrenan nueva película, El silencio de Lorna, muy al estilo de sus producciones anteriores como “Rosetta“. Un drama social muy apropiado para los amantes de la puesta en escena seca, sobria y desnuda, sobre una muchacha inmigrante en Bélgica que, para obtener los papeles de nacionalidad, se busca la vida peligrosamente con la mafia.

Concluimos con un drama familiar que ilustra aquello de “mis padres fueron a por tabaco y…”, salvo que esta vez, eufemísticamente, se llama Mamá está en la peluquería. Buena factura, interesantes actuaciones y una adecuada ambientación en los 60.

Nos vemos en el cine.

Helen

Página siguiente »